2017 08 sep
Empresa / Artículos / Los valores son clave para progresar adecuadamente. Influye en valores. Editor: CREARMAS E+G

En momentos como los actuales, caracterizados por la incertidumbre y el cambio, se hace imprescindible dotar a nuestras empresas de herramientas que las permitan avanzar en la consecución de sus objetivos. Una de esas herramientas es una adecuada gestión de los VALORES. Los valores que dirigirán la empresa y que serán asumidos y practicados por todos los miembros de una organización.

¿Qué son los valores? Son convicciones personales profundas que determinan en gran medida la manera de ser y por lo tanto, la conducta y las decisiones tanto en la vida personal como profesional. Los valores, llevados a una empresa, son la esencia de la organización, son una parte de la cultura organizacional que conforma la identidad de los trabajadores con su empresa.

Los valores son los pilares de la empresa, y por tanto, no solo necesitan ser definidos, tienen que estar vivos y en continuo desarrollo. Es decir, hay que demostrar que los tenemos. La propia empresa es la responsable de mantenerlos, promoverlos y divulgarlos día a día. De esta manera, los trabajadores tendrán una mejor oportunidad de saber sus significados y ponerlos en práctica en su actividad laboral.

Los valores representan el ‘cómo’ hacemos las cosas. Por eso mismo, no sólo tiene que encontrarse en la actitud de los miembros, sino en todo donde intervenga la empresa: los productos, la comunicación, la responsabilidad social, etc. Todo ello, ayudará a tener una cultura corporativa clara y bien establecida, ayudando al buen funcionamiento de la organización.

El desafío de nuestras organizaciones es comprender que cuando nos referimos a valores, tiene mucha más importancia la manera como actuamos que lo que pensamos y decimos. Pero para que los valores tengan sentido en los equipos humanos, es indispensable que sus miembros compartan el significado explícito de los valores propuestos.

Un empleado que no comparte los valores de su empresa, difícilmente trabajará a gusto y, por tanto, no rendirá lo ideal, que no ya lo suficiente, porque esto último puede hacerlo siendo simplemente alguien capaz para el puesto. He ahí la cuestión: ¿hasta qué punto es bueno contratar a alguien muy bueno pero muy diferente?

Para desarrollar su talento de una forma plena los empleados necesitan estar a gusto, compartir los valores de la empresa y querer avanzar en sintonía con ellos, sino, cumplirán con su trabajo pero no irán más allá. Si los principios de una parte concuerdan con los de la otra, se originará un clima de autonomía al sentirse que no se están implantando reglas absurdas y se está haciendo lo que se considera es correcto. Con esto se construye un ambiente de convivencia apto para continuar desarrollando de la mejor manera todas las actividades necesarias para el buen funcionamiento de la compañía.

Empresa y trabajador. Los 2 deben comprometerse a siempre dar lo mejor de ellos mismos y tratar de cometer la menor cantidad de errores

Crees que los valores tienen realmente tanta importancia? ¿Crees que hay otros aspectos más relevantes? Cuéntanos tu opinión y experiencia al respecto.




Buscador Textual

Buscar en conocimiento:
Buscar
El Decálogo CREARMAS, el vademecum de la creación de valor personal y profesional