2018 20 ene
Gastronomía / Artículos La cultura healthy. Cuidar la salud sin llegar a obsesionarse Editor: CREARMAS E+G

Seguro que muchos de vosotros ya habéis marcado la x en la casilla de “hábitos saludables” como uno de los propósitos para este nuevo año. El problema es que ya conocemos como funciona esto, los primeros días muy a full, llevamos la dieta a rajatabla, ejercicio todos los días, vamos a apuntarnos al gimnasio, nos compramos las zapatillas en las rebajas y luego después de un mes si te he visto, no me acuerdo. Modificar todos nuestros hábitos de un día para otro es prácticamente imposible, por eso lo primero que tenemos que hacer es tener claras las pautas que vamos a seguir, llevarlas a cabo de manera progresiva y solo así conseguiremos que se convierta en nuestra nueva rutina de trabajo.

Y así, casi sin saberlo, lo que te estás planteando es llevar una vida healthy. La cultura healthy está instalándose cada vez más en nuestro país, y muchas son las tendencias que han aparecido con ella.

¿Qué es exactamente “Ser Healthy”? Significa cuidar la salud en todos los ámbitos y de forma constante durante todo el día y todo el año, olvidándonos de esas “dietas milagro”. El ser “healthy” empezó siendo un estilo de vida pero hoy se ha convertido en parte de nuestra cultura.

Hoy en día somos conscientes de que la salud no es algo exclusivamente biológico sino que abarca otras dimensiones, como la intelectual, social, emocional y espiritual. Una armonía y un equilibrio entre todas ellas es lo que genera más felicidad.

Cuidarse, por dentro y por fuera, ha pasado de ser una preocupación puntual a convertirse en un concepto holístico cercano a la gestión del bienestar durante todo el día y todo el año.

La clave para empezar a ser healthy está en cambiar tus hábitos. Lo complicado de un mal hábito, es que lo haces ya de forma automática e inconscientemente y por esto no te das cuenta del daño que te hace. Pero cuidado, hoy en día estamos viviendo un auténtico boom de la cultura sana. No hay revista o blogger que se tercie, entre las que me incluyo, que no hable alguna vez de la importancia de llevar una vida sana.
 
Por su puesto que el hecho de preocuparnos por nuestra alimentación, por los alimentos que consumimos (su procedencia, el modo en que se cocinan, etc.) es de suma importancia, pero también es importante no obsesionarnos con ello, es decir, no angustiarnos por todo lo que comemos en todo momento. 

Una vez que tengamos claro las pautas que vamos a seguir lo ideal es que vayamos paso a paso. Primero tenemos que comenzar con aquellas cosas que sean más fáciles para nosotros de eliminar de nuestra vida diaria para que progresivamente podamos ir instaurando nuevos cambios.

Conseguir llegar a tener una vida healthy tiene que ser un reto personal, un reto que nos traiga felicidad y bienestar a nuestra vida. Si para nosotros es una imposición nunca conseguiremos alcanzar nuestros objetivos al 100%.

Ahora que ya sabemos como conseguir 365 días saludables solo nos queda ponerlo en práctica, así que anímate y únete al reto de cambiar tu estilo de vida.

Por lo tanto, ten en cuenta que existen mil versiones de lo que es ser “healthy”. No es un tema solo de alimentación y mucho menos de una vida restrictiva. Ser healthy es alcanzar un balance físico y mental. No se trata de modas, de dietas o de restricciones, se trata de aprender a querernos.





2018 05 ene
Gastronomía / Artículos Renovar-se o morir (adaptar los horarios de los mercados municipales al horario del cliente) Editor: CREARMAS E+G

Los mercados municipales han desarrollado una labor de comercialización de productos perecederos que ha supuesto su consolidación como uno de los formatos más importantes en el tejido distributivo español. Los mercados municipales no permanecen ajenos a la reconfiguración de la demanda: necesitan conocer el comportamiento del consumidor actual que mediante un proceso racional o irracional selecciona, compra, usa y dispone de productos, ideas o servicios para satisfacer sus necesidades y deseos.

Atrapados en la lógica de renovarse o morir, la renovación de los mercados representa hoy en día su principal reto. Las primeras señales de crisis de los mercados municipales se manifestaron a principios de los noventa. Desde entonces ha sido una constante en el debate público culparlos de su incapacidad para adecuarse a los nuevos hábitos de los consumidores. En el relato oficial, a los cambios de gusto y tendencias de la sociedad, considerados como algo natural y espontáneo, las respuestas de los mercados han sido la mala gestión, la incapacidad de modernizarse, el abandono de las autoridades locales y el deterioro de los edificios.

La cuestión es cómo afianzar al cliente del mercado y cómo se pueden captar nuevos compradores. Renovar los mercados, ampliar el abanico de servicios y ofertas, y mejorar los horarios comerciales son las tres estrategias emprendidas hace años para estos espacios. Está claro que para captar más clientes jóvenes y familias hay que adaptarse a sus necesidades. Es el futuro de los mercados.

Actualmente, cada mercado tiene su librillo, como los maestros. Los hay que cierran al mediodía, otros no. Y en muchos de los que abren proliferan persianas bajadas.

Para ser más competitivos hay que añadir servicios, sobre todo porque los clientes de los mercados ya dan una nota muy alta al servicio -un notable-, básicamente por la atención personalizada y la relación calidad-precio. Los hábitos de consumo han cambiado y tanto el comercio tradicional como los mercados municipales deben adaptarse al ritmo de vida actual.

Los nuevos consumidores son uno de los públicos más complejos de conquistar hoy en día, ya que lo que ellos buscan  es muy diferente a lo que buscaban las generaciones anteriores. Además, la trepidante velocidad en la que la tecnología está evolucionando hace que esta generación cambie de opiniones, necesidades y gustos muy rápidamente, mucho más que en otras generaciones lo que provoca que sean unos consumidores cada vez más exigentes.

Renovarse o morir, es una de las frases más utilizadas cuando deseamos o necesitamos realizar un cambio. 

Miguel de Unamuno fue quien dijo que “el progreso consiste en renovarse” poco a poco, consolidando así la frase hecha de “renovarse o morir”, destacando los beneficios de afrontar los cambios y no dejarse caer. Y en esa diatriba se encuentras nuestros mercados municipales.





2017 23 dic
Gastronomía / Artículos ¿Mercados con futuro? ¿Hasta cuando debemos esperar para que los mercados municipales se actualicen a los nuevos hábitos del consumidor? Editor: CREARMAS E+G

Estudiar el comportamiento del consumidor tiene relación no sólo con lo que los consumidores adquieren, sino también con las razones por las que compran un producto, cuándo lo compran, dónde, cómo y con qué frecuencia. Existen consumidores que por sus opiniones y recomendaciones influyen en la decisión de compra de otros. A pesar de que este análisis adquiere mayor importancia con el tiempo, en la actualidad da un giro radical en cuanto al comportamiento de los hábitos de consumo en relación a algunos años atrás.

El cambio tecnológico es una de las principales variaciones, así como el cambio en la cultura y tradiciones de los consumidores actuales. La constante evolución de la tecnología ha generado un cambio prfoundol y en consecuencia las empresas deben brindar a sus clientes una atención personalizada con el fin de no venderle solamente bienes o servicios, sino experiencias y estilos de vida. Todo esto genera cambios en el comportamiento y necesidades de las personas, por lo que es necesario que las empresas evolucionen conforme los gustos y necesidades del cliente con el propósito de optimizar el servicio al cliente y generar mayor rentabilidad.

Y es en este nuevo contexto donde los mercados siempre han de posicionanarse para volver a su papel dominante de antaño. Históricamente el comercio de proximidad creció a su sombra siendo probablemente el más importante motor dinamizador de la actividad económica en los barrios. A lo largo de la segunda mitad del siglo XIX y la primera del XX, acompañando al propio desarrollo de las ciudades, surgen los primeros establecimientos que van a albergar a los mercados municipales, atendiendo a la necesidad de cubrir los requerimientos de abastecimiento urbano siguiendo ya unas normas higiénico sanitarias y urbanísticas. Durante las décadas de los 50- 70 alcanzarán su máximo éxito y desarrollo, pero a partir de los años 80 las ciudades sufren un proceso de contraurbanización, un cambio de sentido en el proceso del crecimiento de las ciudades, de tal forma que la población de los centros metropolitanos más antiguos salía hacia otras áreas no metropolitanas, exteriores a los anillos suburbanos de las mismas.

Todo ello vino acompañado de un cambio en los hábitos de consumo, del envejecimiento de los cascos urbanos y la aparición de una dura competencia con otros formatos comerciales perfectamente adaptados a los nuevos hábitos de vida. Así se inicia un proceso de decadencia de los mercados municipales.

El mercado municipal compite hoy en día con otras fórmulas comerciales, lo que obliga a estudiar el comportamiento del consumidor final. El mercado municipal minorista debe adaptar su oferta comercial a las características de los segmentos de consumidores con la finalidad última de conseguir fidelizarle mediante la mejora de la calidad del servicio. El mercado debe realizar una oferta de atributos comerciales que se ajuste a las demandas del segmento de mercado objetivo. Por consiguiente deberá ofrecer una combinación de variables que resulte atractiva para su segmento objetivo y así poder convertirse en el formato elegido por los compradores.

El objetivo no es otro que conseguir un acto único de compra. Los mercados deben reconvertirse en centros especializados en productos de la compra cotidiana. Los mercados deben luchar por captar un público más joven (menor de 40 años) y con mayor poder adquisitivo, fidelizándolo.

Precisamente este público joven es uno de los grandes dolores de cabeza para los gerentes del mercado tradicional. En primer lugar, porque  la gente joven ha perdido los valores de elaborar comida como las de la abuela, "es muy difícil que hagan potajes y pucheros". Por ello hay que luchar para que la gente joven comprenda que una alimentación sana es importante para tener una vida de calidad, porque en este país la principal causa de muerte está relacionada con enfermedades cardiovasculares, que están muy relacionadas con un estilo de vida poco saludable, una alimentación baja en frutas y verduras, pescados y escorada hacia los hidratos de carbono, que son más fáciles de cocinar y elaborar. 

En segundo lugar, y seguramente la mayor causa de que este público joven tenga olvidado estos espacios comerciales son los horarios, de siete de la mañana a dos de la tarde, que solamente dan una posibilidad a la gente que trabaja hasta más allá de las tres de la tarde: madrugar para comprar o bien esperar al sábado para hacer la compra. 

Los mercados no podrán renunciar a ningún público en los próximos años.  El futuro pasa por unos mercados muy competitivos, por captar nuevos clientes

 





2017 08 dic
Gastronomía / Artículos La guía michelín, ¿debería reinventarse? Editor: CREARMAS E+G

Como sabéis, las estrellas Michelin son un reconocimiento de excelencia de la Guia Michelin que aporta un valor extremadamente importante para un restaurante.

La guía Michelin es y ha sido una gran guía que ha elevado y sigue elevando la gran gastronomía. Todo y así los habitos de consumo van cambiando, por eso desde crearmas nos preguntamos.. ¿debería la guia michelin readaptarse, y sacar una guía de restaurantes con practicas más elementales sin renunciar a la alta gastronomía?

Muchos de nuestros mejores chefs han apostado por un modelo de negocio enfocado a la comida popular. Junto a sus restaurantes de cabecera, esos con los que han conseguido gran reconocimiento y que suelen tener un precio astronómico -no apto para cualquier bolsillo-, también regentan locales mucho menos elitistas donde poder disfrutar de sus platos más tradicionales, generalmente en formato tapa, a un precio que el común de los mortales puede permitirse.

Estos restaurantes nacieron con un doble objetivo: además de acercar la alta cocina al público, suponen un desahogo económico para sus dueños. No hay que olvidar que mantener un restaurante con una o varias estrellas Michelin no es barato precisamente y, en más de una ocasión, los chefs se han visto con problemas para rentabilizarlos. Estas segundas marcas, que gozan del favor del público, suelen servirles de colchón para mantener sus restaurantes más emblemáticos.

“Democratizar” la alta cocina. Ese es el objetivo de restaurantes en los que se puede disfrutar de una comida o cena con el sello de las estrellas Michelin sin que cueste una pequeña fortuna. Con esta idea varios de los mejores chefs han asumido la dirección o el asesoramiento de cocinas alternativas a las de sus prestigiosos restaurantes que se olvidan de las largas listas de espera y acercan sus propuestas gastronómicas a más bolsillos. 

En líneas generales, la principal crítica que suele hacerse a la guía Michelin para España y Portugal es su ‘tacañería’ a la hora de repartir estrellas. ¿Debería esta gúia de referencia fijarse en estas segundas marcas y "suavizar" los criterios de las tan afamadas estrellas?

Según se desprende de su evolución de estos últimos años esta es la tendencia. El precio medio del menú degustación de los restaurantes incluidos en la Guía Michelin 2017 es de 58€, un 11% más económico que los contemplados en la anterior edición de la guía, cuyo precio medio fue de 65€, y un 22% menor si lo comparamos con la edición de 2015. El ticket medio se democratiza y, además, tiende a la baja.

¿Has visitado algún restaurante con estrella? ¡Cuéntanos sobre tu experiencia!





2017 11 nov
Gastronomía / Artículos Delicious food at home Editor: CREARMAS E+G

El concepto no es nuevo. Pero la idea continúa siendo encantadora. Un delantal, los mejores ingredientes, la mejor compañia, el entorno del HOGAR y las ganas de cocinar  bastan para darle rienda suelta a una velada nocturna. 

Hemos descubierto que una mesa bien servida es la mejor forma de conocer nuestra casa. Y también la de su gente, aquella que la habita.

Y es que el plan de salir a cenar o tomar copas ha ido relajándose hasta el punto de cambiarlo por quedarnos en casa, acompañados por un reducido grupo de amigos en el mejor de los casos, solos o con nuestra pareja en una variante aún más tranquila. Y es que, aún siendo un país en el que nos gusta disfrutar en la calle, parece que quedarse en casa se ha convertido en el nuevo salir. 

¿Cómo es posible? Quizás esta no sea la pregunta adecuada, quizás lo razonable sería preguntarse ¿y cómo no hacerlo? Los servicios de comida a domicilio ofrecen mucha más variedad y calidad en sus ofertas y te lo ponen realmente fácil, el arte del gin tonic está tan extendido que puedes prepararte un cóctel magnífico tu mismo y las plataformas de películas y series en streaming, como Netflix y HBO, ponen a nuestra disposición estrenos y clásicos que hacen que ir al cine a ver el último blockbuster no sea tan necesario. Y si hay necesidad de socializar con otras personas, siempre puedes tirar de redes sociales como Instagram, Facebook y Twitter, servicios de mensajería como Whatsapp o apps para ligar como Tinder. Comida, ocio, amistad y romance están servidos. Todo eso que se antiguamente se buscaba fuera, podemos satisfacerlo en casa y además, la mayoría de las veces, lo podemos hacer en pijama. ¿Qué más se puede pedir?

Es cierto que no se puede cuantificar el número de personas que deciden quedarse en casa, pero nuestra forma de comunicarnos puede ser un reflejo de nuestras costumbres y cada vez son más los memes que circulan entorno a conceptos como stay cozy que pueden traducirse como nuestro mítico "sofá, malta y peli". Ya no ocultamos nuestro deseo de de permanecer calentitos, resguardados, alimentados y entretenidos en el interior de nuestros hogares, para huir del ruido del mundo exterior que parece que cada vez nos causa más estrés. Es más, presumimos de nuestra hibernación con orgullo, –especialmente los daneses y su hyggetan a la orden del día– sobre todo ahora que estamos en invierno y que salir a la calle apetece más bien poco. 

Pero no se trata de ninguna locura millenial, sino más bien de una herramienta de supervivencia. Como respuesta a la velocidad a la que nos vemos obligados a actuar durante nuestra jornada laboral, pisar el freno y descansar en casa es una opción que hoy en día nos parece mucho más atractiva. Y tiene más ventajas.

  • Comerás lo que te agrada, pues claramente, tu elegirás los platos y los ingredientes de los mismos, ajustando siempre tu elección a tus preferencias y gustos personales.
  • Sabrás verdaderamente lo que comes, ya que tu mismo elaborarás la comida y sabrás qué hay dentro de ella, algo que muchas veces no ocurre cuando comemos comida comprada, precocinada o simplemente, realizamos todas las ingestas fuera de casa. Esto es algo que también puede ayudarte a cuidar tu línea, pues podrás saber si tu plato tiene excesiva grasa, azúcar u otros componentes perjudiciales para tu dieta.
  • Ahorrarás dinero, porque claramente siempre es más económico comprar los ingredientes y cocinar en casa que obtener la comida lista para consumir o que sentarnos en un restaurante a ordenar y que nos sirvan nuestra comida.
  • Quemarás algunas calorías al momento de cocinar, sobre todo, si eres de los más osados y se anima a amasar, batir o picar grandes cantidades de ingredientes, pues los movimientos de tus brazos y la caminata dentro de tu cocina sin duda representará una actividad física más en tu día.
  • Te relajarás, pues cocinar también ayuda a concentrar tu mente en otra cosa, a olvidar las tensiones de la jornada aunque sea por unos minutos y ello, puede ser de ayuda para que al momento de comer, disfrutes tu plato y puedas controlar cuánto y cómo ingieres los alimentos.
  • Compartirás un espacio más con tus seres queridos, ya sea amigos, familia, novia u otros, pues podrás elaborar junto a ellos un plato que después, tendrá mejor sabor y toda la carga emocional que la tarea compartida sumará al mismo.

Sí, esto de quedarse en casa parece que se está convirtiendo en el plan perfecto!!





2017 27 oct
Gastronomía / Artículos Comida sin móviles, el placer de conversar. Editor: CREARMAS E+G

Pongámonos en situación: fin de semana y decidimos salir a cenar, recorrimos las calles de Barcelona hasta encontrar un sitio con encanto para compartir una velada cálida que compensara la noche fría de sábado que se sentía en la ciudad. En la mesa de al lado una pareja esperaba el menú. Durante más de 10 minutos no se dirigieron la palabra, ni se miraron. Él no paraba de chatear y ella no levantaba la vista de la su pantalla de móvil. Un hecho que, lamentablemente, no es aislado en los restaurantes y es que cada vez más, vayas donde vayas, siempre encuentras mesas en las que el móvil está listo también para compartir la experiencia gastronómica con el mundo virtual, desde un sitio privilegiado: al lado del tenedor, encima de la mesa.

El móvil se ha convertido en una extensión de nosotros mismos, casi en una parte indisoluble de nuestra mano y ya de nuestra personalidad. Nos despertamos y antes de mirar alrededor, buscamos el móvil e incluso podemos sufrir un amago de infarto si descubrimos que nos lo hemos dejamos en casa. Desde la llegada de los smartphones, de aplicaciones como whatsapp o desde que múltiples redes sociales como Instagram se instalaron en nuestro día a día, no son pocas las situaciones tensas derivadas de un uso intenso y casi adictivo del móvil. Y para evitar normalizar situaciones en las que el móvil centra y capta todos nuestros sentidos hay restaurantes que han decidido seguir la política de intentar que las personas no utilicen el teléfono móvil durante el disfrute del paladar. La pregunta es fácil: ¿tú serías capaz de cenar con tu pareja o amigos y no tocar tu móvil ni una sola vez?

Mientras te lo piensas, recuperaremos algunos ejemplos de locales que han intentado aplicar esa máxima a su rutina. En 2012 un restaurante de Los Ángeles decidió ofrecer un 5% de descuento a los comensales que fueran capaces de olvidarse del móvil durante la comida. Al parecer, el chef y propietario de dicho restaurante, se cansó de comprobar cómo éste se había convertido en un elemento de distracción para sus clientes, que no eran capaces de vivir realmente la experiencia gastronómica que estaban disfrutando ni tampoco se concentraban en la compañía, que al final, en conjunto, es la clave del éxito para que una comida o una cena nos deje un recuerdo delicioso.

Más recientemente, otro restaurante, en este caso de Nueva York, decidió llevar la desintoxicación digital al extremo: prohibieron el uso de los teléfonos móviles e incluso hablar con tus compañeros de mesa. Quizás una solución un poco drástica que busca el silencio total para disfrutar mejor de la comida. De todos modos, Copenhague ha sido una de las ciudades pioneras en introducir el cartel de “prohibido móvil” en sus establecimientos. En la capital danesa no es extraño observar cómo los comensales se aíslan del mundo online, para sumergirse en el mundo real, mirándose directamente a los ojos mientras recuperan la esencia de la conversación con quién han decidido salir de restaurante. Da miedo pensar que esta situación empieza ya a parecer irreal, ¿verdad?  





2017 13 oct
Gastronomía / Artículos La fototeca gastronómica Editor: CREARMAS E+G

Porque comemos con los ojos. Una imágen (ahora más que nunca) vale más que mil palabras. ¿Cuidas la elección de la materia prima, la elaboración y la presentación de tu trabajo? ¿Cuidas la imagen que transmites de ellos? La luz es tan importante como la sal.

Si hay algo elemental en la Gastronomía es la fotografía. ¿A que lo primero que piensas cuando se habla de recetas es en las imágenes de ese delicioso plato que te quieres comer? Una fotografía bien cuidada de los alimentos es fundamental a la hora de cautivar a ese lector y cliente que va a degustar los platos.

Las imágenes que nos llaman la atención son el resultado de un trabajo de expertos en fotografía gastronómica, una disciplina que en los últimos años ha avanzado junto a las costumbres culinarias.

Captar esa textura esponjosa de un pastel, un sándwich a la plancha, el crujiente de una tostada, o de unas huevas de trucha, de un embutido ibérico, de un batido de frambuesas, ese color vivo de una reducción de frambuesa cayendo sobre la mousse…Las palabras se quedan cortas.

El objetivo de las fotografías es el de proyectar la mejor y más apetecible imagen de los platos del restaurante para incentivar a la gente a que venga a probarlos. Lo que se busca es que os elijan a vosotros y no a vuestra competencia.

Las fotografías suponen un empujón muy importante para captar la atención de tus clientes, y por eso es necesario que a través de ellas mostréis vuestros puntos fuertes: fotos de vuestras especialidades, el ambiente del restaurante, vuestro equipo, etc. Las posibilidades a la hora de captar clientes con ellas son numerosas, sólo requieren un poco de tiempo y esfuerzo.

A continuación os dejo algunas recomendaciones para lograr buenas fotografías en tu restaurante:

  • Es mejor tener pocas fotos que no cargar ninguna.
  • Hay que cuidar la calidad de las imágenes, que tengan la resolución adecuada, tener limpio vuestro establecimiento.

  • Las fotos siempre de día y fijaros siempre en los rincones más bonitos de vuestro negocio.

  • La comida debe presentarse en un plato moderno e iluminado con luz natural.

  • Mostrad vuestras mercancías y contad alguna que otra historia de los productos.

  • Utilizad colores vivos y sobre todo cálidos que atraen mucho visualmente, eso sí, deben ser lo más fieles y reales posible.

  • Pensad en los formatos a usar. No es lo mismo un slider panorámico de una web que una foto para un póster vertical, que para una red social

  • ¡Que pasen cosas! Una pizza saliendo del horno, el humo de la carne en la parrilla son buenos ejemplos.

  •  

    Tener un estilo personal propio. No copiar a otros competidores y tener mucha personalidad y creatividad.

Si conseguimos tener unas fotografías muy apetecibles quizá no sólo provoquen el querer disfrutar del plato, sino que también puedan ser compartidas en redes sociales como Facebook o Instagram y de esta manera podamos conseguir más seguidores y mejorar la exposición del restaurante.

 

 





2017 26 sep
Gastronomía / Artículos SALUD GASTRONOMICA. LA DIETA MEDITERRANEA SIEMPRE UNA FUENTE SALUDABLE Editor: CREARMAS E+G

Las dietas mediterráneas tradicionales se han relacionado con bajas tasas de enfermedades crónicas y alta esperanza de vida entre las poblaciones que las consumen.

Se caracterizan por la abundancia de verduras, hortalizas, frutas frescas, leguminosas y cereales; una cantidad variable, según la zona, de aceite de oliva, que es la principal grasa culinaria; un consumo moderado de alcohol, principalmente en forma de vino; algo de pescado; moderada ingesta de lácteos y baja de carnes.

Sus beneficiosos para la salud pueden ser consecuencia del óptimo balance entre los diferentes alimentos y componentes dietéticos (nutrientes y no nutrientes). Basándose en este patrón dietético se ha diseñado la Pirámide Mediterránea como un modelo a seguir ?adaptado a la disponibilidad de alimentos de cada circunstancia? para todas aquellas personas que deseen mejorar su alimentación e incluso para muchas de las que ahora viven en el entorno mediterránea y que, aunque siguen manteniendo muchas características saludables de la dieta mediterránea, han cambiado desfavorablemente sus hábitos alimentarios en los últimos años.

Aunque vivimos en un momento y en una sociedad privilegiados por la gran abundancia de alimentos disponibles, paradójicamente, nos encontramos también con el problema de la elección de la dieta más adecuada. La habilidad para elegir una dieta equilibrada es algo que ha de aprenderse. Además, la población está cada vez más sensibilizada frente a la necesidad y el deseo de mantener la salud. El consumidor es extraordinariamente receptivo a todo lo relacionado con la nutrición y esto lo hace cada vez más vulnerable. Por otro lado, las recomendaciones dietéticas son numerosas, a veces contradictorias y poco claras. El consumidor está desconcertado y confuso sobre cuál es la mejor recomendación. Por todo ello, es necesario y urgente establecer y difundir claramente las pautas generales a tener en cuenta para diseñar, preparar y consumir una dieta saludable. Pero, ¿qué entendemos actualmente por dieta saludable?.

Podríamos definir dieta saludable a aquella que tiene como base una alimentación que te aporte todos los nutrientes y vitaminas que necesites, pero sin mayores restricciones. Precisamente esto es lo que aporta la dieta mediterránea.

Los enfoques tradicionales para ponerse a dieta ponen el conteo de calorías en primer lugar, una estrategia que de hecho puede reducir el peso cuando se sigue rigurosamente. Pero mantener el peso perdido es mucho más difícil, porque las dietas de restricción calórica pueden dejar a las personas perpetuamente hambrientas.

Las dietas mediterráneas han atraído la atención, debido a que ofrecen beneficios para la salud sin las privaciones drásticas que algunas dietas imponen. Estos beneficios no están relacionados con la pérdida de peso, , porque la dieta mediterránea no están perfiladas para la reducción de peso. En cambio, está diseñada para mejorar la salud, especialmente la salud del corazón.  Se trata de mantener unos hábitos alimenticios muy saludables donde, gracias a sus componentes y a sus hábitos, regularemos nuestro peso excluyendo todo aquello que nos puede hacer engordar, o incluso enfermar.

Es una valiosa herencia cultural que representa mucho más que una simple pauta nutricional, rica y saludable. Es un estilo de vida equilibrado que recoge recetas, formas de cocinar, celebraciones, costumbres, productos típicos y actividades humanas diversas.

Así lo reconoció y celebró la UNESCO inscribiendo la Dieta Mediterránea como uno de los elementos de la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

La alimentación saludable que nos proporciona la Dieta Mediterránea es perfectamente compatible con el placer de degustar sabrosos platos.





2017 13 sep
Gastronomía / Artículos Las cervezas en verano siempre por debajo de los 5 grados Editor: CREARMAS E+G

Digámoslo fríamente: la temperatura inadecuada es una de las formas más extendidas de malograr una experiencia cervecera.

Pues bien, un verdadero amante de la cerveza debería querer tomarla con una temperatura adecuada, no congelada. Porque una cerveza, cuando pasa de estar fría a casi congelada, ha perdido toda la gracia. Además, la cerveza a esas temperaturas tan extremas tampoco genera espuma, y ya sabemos lo importante que es para mantener todas sus cualidades.

Entonces, ¿Cuál es la temperatura ideal para una cerveza?

Cuando hablamos de cervezas ligeras rubias, las que se suelen tomar en verano, una temperatura adecuada estaría en torno a los 4º; lo bastante fría para refrescarnos, pero sin adormecernos las papilas gustativas. Una buena forma de asegurar la cerveza fría es optar por formatos pequeños, como la caña de toda la vida, en lugar de grandes volúmenes que inevitablemente se acabarán calentando, sobre todo en verano.

Otra de las prácticas muy extendidas en verano y que desaconsejamos, es pedir la cerveza en una copa o jarra que haya sido previamente metida en el congelador. En este caso, además de matar la espuma y el sabor del líquido, se genera un efecto colateral bastante desagradable. Ocurre mucho, sobre todo si se trata de una jarra cilíndrica: por efecto del frío se forma en la base un disco de hielo-cerveza que, transcurridos unos minutos, se despega y sube hasta la superficie llegando a dificultar el acceso a la bebida. Llegados a este punto, lo que estamos bebiendo no se parece en nada a lo que tenía en la cabeza el maestro cervecero cuando la elaboró.

A partir de este punto deberemos fijarnos bien en el estilo de la cerveza a consumir, para ajustar la temperatura dentro del rango descrito.

  • En líneas generales, cuanto más rubia y clara, más ligera de cuerpo y menos alcohol tenga una cerveza más fría es recomendable tomarla.
  • Por su parte, cuanto más oscura y densa sea o más graduación alcohólica tenga, a mayor temperatura será aconsejable tomarla.

Por tanto, si nos centramos en estilo concreto de cerveza, tomaremos más frías las: LagerPilsnerBlond Ales o cervezas de trigo (Wheat Beers).

En un rango medio tendremos cervezas más corpulentas como las: American Pale AleIndian Pale Ale o Brown Ale.

Y en el otro extremo, más calientes (a temperatura de bodega), tendremos las cervezas de Abadía, las Porter, las Stout, las envejecidas en barrica, etc.

 Te recomendamos echar un ojo al siguiente gráfico del libro Tasting Beer de Randy Mosher.

Y por supuesto, como todo en la cata de la cerveza, la experiencia es un grado. Poco a poco irás encontrando esa temperatura perfecta para ti y tus estilos de artesana.

Y ahora, dinos.... ¿a tí cómo te gusta la cerveza?





2017 15 ago
Gastronomía / Artículos Los foodies, los nuevos influencers gastronómicos Editor: CREARMAS E+G

#Food #Foodie #Foodporn #Food-styling #Food #Instafood... Si eres usuario de Instagram seguramente te hayas encontrado con alguna de estas etiquetas acompañadas de un suculento plato de comida. Si se te hizo la boca agua o deseaste estar sentado en esa mesa, es que alguien hizo muy bien su trabajo.

Son los nuevos chefs. No tendrán una estrella Michelin, pero sus imágenes acumulan miles de likes y se han convertido en los nuevos gurús de la gastronomía. Son los foodies, los influencers gastronómicos, muchos nacidos al amparo del boom de los programas de televisión de esta índole y por el éxito de blogs de recetas que llevan muchos años haciéndonos la boca agua en las redes.

Se caracterizan por imágenes muy cuidadas, limpias, en la que parece que vayamos a saborear los alimentos que se muestran. 

Porque que la comida entra por los ojos eso es algo que sabe todo el mundo, pero no todos cuentan con el sentido estético necesario para convertir un bol de fresas en una expresión artística. "El propósito del food stylist es simple, consiste en hacer comida bonita. El sabor es lo de menos, lo que importa en este tipo de representaciones es el sentido estético".

La fotografía gastronómica es, además de un recurso publicitario, una forma de expresión y una herramienta de comunicación. 

la comida es un recurso artístico multisensorial que lleva cientos de años empleándose para contar historias.

¿Busca a tu influencer?

No todos los influencers gastronómicos son relevantes para todos los negocios de restauración.  El influencer que comparte información sobre cocina asiática, será ideal para el marketing de un restaurante japonés, por ejemplo, y el influencer experto en vinos, será perfecto para la publicidad de un local dirigido a los amantes de esta bebida. Lo importante es darle prioridad al tipo de contenido que publique, y al poder de influencia que éste tenga sobre su comunidad.

Si entre tu objetivo está la búsqueda de este pérfil,  estos serían los pasos básicos de una estrategia de marketing para restaurantes enfocada en influencers:

  • Encontrar al influencer correcto según el tipo de contenido que comparte. 
  • Analizar los canales, publicaciones e historia digital del influencer. Conocer bien cuáles son sus motivaciones y qué tipo de propuesta puede ser interesante para su comunidad.
  • Contactar de forma natural, con honestidad y sin intenciones netamente comerciales, ofreciendo algo de valor.
  • Establecer una relación contínua y personalizada apostando incluso a la amistad.

Aplicar esto con perseverancia, sentido común y por supuesto ofreciendo una oferta gastronómica destacable,  te permitirá contar con uno o varios canales para atraer a tus clientes potenciales, destacar frente la competencia y por supuesto, aumentar las ventas de tu restaurante. 




Buscador Textual

Buscar en conocimiento:
Buscar

Suscripción

Recibe en tu mail todas las actualizacions de artículos Introduce aquí tu e-mail: Suscríbete
El Decálogo CREARMAS, el vademecum de la creación de valor personal y profesional