2018 10 mar
Gastronomía / Artículos La cocina de 20 minutos. Una oportunidad para cocinar en casa. Editor: CREARMAS E+G

Cocinar en casa se ha vuelto todo un reto. No tienes ni el tiempo suficiente ni las ganas necesarias para cocinar pero quieres comer bien y disfrutar de la cocina, ¿eso es compatible? Pues sí, con cocinar 20 minutos es suficiente. Y es que el disfrute no va ligado al tiempo que le dedicamos, sino al cómo dedicamos ese tiempo.

El objetivo final de meterse en la cocina y elaborar un plato no debe ser que quede delicioso, lo importante es disfrutar del proceso, de probar, inventar, mezclar, improvisar… Si después el plato queda rico, pues eso que te llevas. Pero si no disfrutas la elaboración, difícilmente puedas disfrutar de la degustación.  

Dicen que cocinar, solo o acompañado, es terapéutico. La cocina se convierte en un espacio de experimentación, donde tú eres el protagonista y donde se pueden tomar decisiones sin pensar demasiado, simplemente dejándose llevar. Y si a eso le añades una banda sonora con tu playlist o disco favorito, el momento de disfrute se intensifica.

Además, no solo es posible disfrutar mientras se cocina para uno mismo. Cuando vienen amigos o familiares a casa y no tenemos el tiempo suficiente para cocinar y además cocinamos para 5 o más personas el terror se apodera de nosotros. Siempre queremos quedar bien, que los platos estén riquísimos y que los comensales disfruten.  ¿Pero y el que cocina? Cuanto más se disfrute en la cocina, más se disfrutará en la mesa, ya que todas las emociones quedan reflejadas en el plato, así que mejor que sean positivas.

Existen miles de recetas que podemos hacer en no más de 20 minutos y que salen de la típica ensalada o la típica hamburguesa, así que el tiempo no debe ser una excusa. Crema de coliflor a los quesos, revuelto de brócoli y queso, champiñones empanados, quiche de salmón y queso de cabra o calamares a la plancha con aliño de albahaca entre otras muchas recetas que se pueden hacer y llevar a cabo en 20 minutos.

Está claro que más tiempo en la cocina no es proporcional a más disfrute, todo depende de cómo lo hagas y cómo te lo tomes. Cuanto más disfrutes mientras cocinas más disfrutaras de tus platos y más disfrutaran tus comensales.

Ponerse cómodo, colocarse el delantal, cerrar la puerta de la cocina, subir al máximo el volumen de la música…. ¡y a disfrutar!




Buscador Textual

Buscar en conocimiento:
Buscar
El Decálogo CREARMAS, el vademecum de la creación de valor personal y profesional