2018 05 ene
Gastronomía / Tiendas Le Bec-Fin Editor: CREARMAS E+G

Le Bec-Fin, es una pastelería francesa situada en el barrio de Salamanca basada en la repostería artesanal y ahora en Navidad presenta una colección de dulces típicos. 

Una cocinera orensana está detrás de este obrador especializado en pastelería francesa, ubicado en el barrio de Salamanca. Le Bec-Fin se autodefine como "pastelería y cafetería gourmet" o "boutique joyería de la repostería". Este negocio madrileño es el proyecto abierto a finales del pasado septiembre por Mercedes Liñero, fundadora de Le Bec-Fin y chef procedente de una familia ligada al sector de la pastelería (de hecho, María y Mayte Liñero también están implicadas en el proyecto).

Formada en Francia, en escuelas de referencia, incluidos Lenôtre o Bellouet Conseil, Liñero ha tratado de replicar los valores, la filosofía y el concepto de negocio de las pastelerías francesas en su obrador, donde cuenta con profesionales en su equipo como Pedro Bas, maestro confitero que se ha formado en restaurantes de cocineros como el galo Alain Ducasse y el madrileño Rodrigo de la Calle.

En Le Bec-Fin, Liñero propone un surtido de pastelería dulce y salada, que se puede comprar o disfrutar in situ con un buen café. Su oferta se basa en "una elaboración artesanal, respetando las técnicas tradicionales que evocan nuestros mejores recuerdos de la infancia. A su vez, se implementan nuevas y complejas técnicas que nos permiten innovar en formas y en texturas deliciosas como metáfora de un mañana esperanzador", definen en Le Bec-Fin, que toma su nombre de la forma de "designar en francés a las personas que tienen un gusto refinado, aquellas que aprecian los productos delicatessen, elaborados con especial delicadeza y que no dejan indiferente a quienes los prueban".




Buscador Textual

Buscar en conocimiento:
Buscar
El Decálogo CREARMAS, el vademecum de la creación de valor personal y profesional