2017 10 nov
Gastronomía / Tiendas Tutusaus Editor: CREARMAS E+G
 

Tutusaus es una empresa familiar que ha contado con dos en la ciudad de Barcelona. La primera, situada en la calle Indústria (ahora ya cerrada), nació en 1977 como almacén de jamones y quesos al mayor y la segunda en la calle Francesc Perez Cabrero. A finales de los 80, Josep Mª Tutusaus y su esposa decidieron convertir el establecimiento en una tienda abierta a todo el público. En poco tiempo se convirtió en una de las primeras tiendas especializadas en quesos artesanos nacionales y de importación. Fue entonces cuando en 1997 Isabel Tutusaus, hija de Josep Mª, abrió la segunda tienda en la zona alta de la ciudad.

Esta segunda tienda abría con un nuevo reto: la cata. La cata empezó de forma muy simple con la posibilidad de comer en el local tablas de quesos y otros productos de la tienda y finalmente ha acabado funcionando como restaurante debido a la demanda de variedad por parte de los clientes más fieles. Ahora la que fue el origen de la expansión se ha convertido en el eje principal de la empresa.

La familia Tutusaus cuida al máximo todos sus productos empezando por la selección de estos. En otros tiempos les era más complicado realizar una buena selección de materia prima pero ahora son las propias empresas distribuidoras quienes les ofrecen sus productos  más singulares sin moverse de casa.

 

En Tutusaus podemos encontrar una gran variedad de quesos artesanos y productos ibéricos, con el jamón como protagonista principal. También han creado un rincón de complementos variados de gran calidad como por ejemplo foie gras, caviar, salmón ahumado de varias procedencias, aceites de oliva, etc, además de los platos de su cocina ya preparados para calentar, emplatar y servir. Y por si eso no fuera poco, también realizan asesoramiento especializado a particulares inquietos mediante cursos a la carta, catas privadas, elaboración de catas de queso para restaurantes de la zona e incluso celebraciones familiares a puerta cerrada.

La familia Tutusaus sabe que el producto es primordial pero hay que saber presentarlo. El cliente que visite Tutusaus siempre recibe un trato excelente porque para ellos es su factor diferencial. No sirve de nada un buen producto si no se sirve correctamente. La recomendación que hace Tutusaus al cliente gourmet es que no se deje llevar por modas o campañas de marketing, que busque lo auténtico ya que a menudo, el placer se encuentra en las cosas más sencillas.

 

 




Buscador Textual

Buscar en conocimiento:
Buscar

Suscripción

Recibe en tu mail todas las actualizacions de artículos Introduce aquí tu e-mail: Suscríbete
El Decálogo CREARMAS, el vademecum de la creación de valor personal y profesional