El Talento: un tesoro de valor incalculable

El Talento: un tesoro de valor incalculable

Las personas tenemos distintas capacidades y habilidades que no siempre están a la vista, hay que realizar una búsqueda intrínseca y sacarlas a la luz para dar lo mejor de nosotros y así ofrecer lo mejor a los demás. Normalmente asociamos el talento al ámbito de la música y del deporte aunque tener grandes cualidades va más allá del mundo del espectáculo.

Hay muchos talentos como por ejemplo hacer reír, saber escuchar, liderar, diseñar, construir, organizar, etc. Y todos son igual de importantes.

El primer paso para desarrollar el talento es identificarlo, una vez identificado se necesita dedicarle el tiempo necesario para nutrirlo y por último pulirlo.

El talento es como un diamante en bruto, si no se pule no se aprecian sus magníficas cualidades. Según el diccionario, el talento es una aptitud, la capacidad para el desempeño o ejercicio de una ocupación. Pero el talento ¿nace o se hace? Según afirma, Martin Selligman, el padre de la psicología positiva, ni una cosa ni la otra. Es la suma de ambas ya que el talento se conrea aunque si no se riega lo suficiente puede que no lo veamos.

Varios estudios han demostrado que nuestras capacidades no están determinadas por las características genéticas si no que se desarrollan mezclando esfuerzo, sacrificio, voluntad y compromiso. Todos nacemos con unas cualidades y capacidades innatas determinadas pero si estas no son identificadas ni entrenadas, nunca podrán convertirse en talento de verdad.

Una vez descubierto nuestro talento lo mejor de todo es vincularlo a nuestra profesión porque ello puede provocar unos beneficios adicionales además del puramente económico. Uno de estos beneficios es el bienestar interno. Y como todo tiene que ver con la persona que somos, probablemente aquello que hagamos generará resultados de excelencia.

Si lo que hacemos se nos da bien y el resultado, por lo tanto, es positivo, la satisfacción es tan grande que buscaremos nuevos retos y una consecución excelente de estos.

El talento es un tesoro de valor incalculable y como cualquier tesoro que valga la pena, encontrarlo no es fácil. Se esconde en el lugar donde estamos menos acostumbrados a mirar: dentro de nosotros mismos. Des de aquí les animamos a todos a encontrarlo aunque no les prometemos un camino fácil ya que se precisa esfuerzo, mucha determinación y coraje.

Pero si lo hacéis habréis encontrado un gran tesoro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

div#stuning-header .dfd-stuning-header-bg-container {background-image: url(https://www.crearmas.com/wp-content/uploads/2018/11/talento.jpg);background-color: #00577b;background-size: cover;background-position: center center;background-attachment: scroll;background-repeat: no-repeat;}#stuning-header div.page-title-inner {min-height: 550px;}