Fomentar la emprendeduría desde la universidad

Fomentar la emprendeduría desde la universidad

Emprender, en el sentido más amplio de la palabra, significa impulsar nuevos proyectos. Tener vocación, motivación y perseverancia. En otras ocasiones ya hemos utilizado esta plataforma para poner sobre la mesa el debate de si un emprendedor nace o se hace. Está claro que si miramos a nuestro alrededor encontraremos muchos emprendedores de aquellos que coloquialmente se dice que ””están hechos de otra pasta””. Emprendedores vocacionales que llevan la emprendeduría y el hecho de innovar en la sangre.Aún así no es menos cierto que un sistema educativo, y un entorno proactivo con estas prácticas, pueden ayudar y mucho a fomentar personas emprendedoras. Estamos acostumbrados a un sistema que no propicia el pensar por nosotros mismo ni a hacer frente al fracaso o a la inestabilidad que puede conllevar ser el dueño de tu propio destino profesional.

En España, por el contrario de lo que sucede en otros países como por ejemplo Estados Unidos, el fracaso está penado por una fuerte estigmatización social. Fracasar conlleva una parte de aprendizaje que nos ayudará a no cometer los mismos errores en los próximos proyectos que emprendamos. Y para poder sobrellevar mejor estos errores debemos estar preparados y ser capaces de convertir una situación negativa en algo positivo para nuestro futuro.

El sistema educativo, ya desde pequeños pero especialmente en la universidad –puerta de entrada al mundo profesional–, debería ser el encargado de facilitar a nuestros jóvenes las habilidades, competencias y conocimientos que podrán facilitar su transición hacia la vida laboral y el ejercicio profesional mediante la opción del emprendimiento, con el objetivo que creen su propio puesto de trabajo. La universidad debería tener entre sus funciones principales fomentar y apoyar la cultura emprendedora. Impulsando iniciativas innovadoras que pongan al servicio de la sociedad la capacidad del conocimiento universitario de generar valor.

Las empresas del futuro necesitan de personas emprendedoras, personas que tiren hacia adelante, con actitud e iniciativa. Para ellos necesitamos formar personas capaces de desarrollar sus capacidades creativas, de liderazgo y de trabajo en equipo.

Espacios, como los que cada vez más ya cuentan algunas de nuestras universidades, que ayuden a nuestros jóvenes a formarse y desarrollarse pero que también les ayuden una vez quieran dar el salto y poner en marcha su proyecto, dotándoles de las herramientas necesarias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

div#stuning-header .dfd-stuning-header-bg-container {background-image: url(https://www.crearmas.com/wp-content/uploads/2018/11/Emprender_0.jpg);background-color: #00577b;background-size: cover;background-position: center center;background-attachment: scroll;background-repeat: no-repeat;}#stuning-header div.page-title-inner {min-height: 550px;}