Glovo revoluciona el Food delivery

Glovo revoluciona el Food delivery

La empresa que lideró el sector de la comida a domicilio en Barcelona abre sus fronteras al mundo y revoluciona el sector del Food delivery

Óscar Pierre es un veinteañero barcelonés que decidió dar un vuelco a su vida e inventar Glovo, la app de entrega de comida domicilio de referencia en nuestro mercado. Óscar, que empezó en 2015 con una inversión de 120.000 euros, facturó en el año 2017 ni más ni menos que 17 millones de euros.

Tal y como declaró su creador al diario Expansión, la base de su éxito se encuentra en darle valor al tiempo: “contactamos al que necesita que le hagan un recado con el que tiene tiempo para ir al recado y lo hace a cambio de dinero”. Además, el fundador de Glovo hizo especial inciso en la inseguridad de los usuarios cada vez que tenían que pedir un artículo: “se generaba la duda de cómo me hará el recado o qué ramos de flores me va a traer si no conoce mis gustos. Nos convertimos en un servicio online para la tienda offline, subimos las tiendas locales a la nube, y así hacemos rentable el servicio para todos”. De este modo, el usuario puede escoger exactamente el producto que desea y lo único que tendrá que hacer el repartidor será transportar el pedido hasta el hogar.

Asimismo, además de dar valor al tiempo y sacar beneficio de éste, Glovo apuesta por la comodidad: un kit de playa con crema solar, sombrilla y potitos para el bebé; un set de material escolar para esos padres que no quieren desperdiciar ni un rato de sus preciadas vacaciones de verano en comprar bolígrafos y carpetas, etc. ¡Todo sin pedir número ni hacer colas!

Con la finalidad de optimizar al máximo la productividad de sus trabajadores, la empresa trabajó intensamente en crear algoritmos logísticos que detectasen por geolocalización el glover más cercano para realizar el encargo.

A pesar de este éxito, el modelo laboral de las empresas de food delivery nunca había estado tan cuestionado. En su defensa, Glovo defiende que sus trabajadores y proveedores, en el fondo, son socios. Por lo tanto, para la organización de Óscar Pierre, no son vistos como trabajadores, sino como colaboradores que simultáneamente pagan su cuota de autónomos. Éstos deciden cuando trabajar libremente y, además, pagan dos euros cada quince días por usar la aplicación.

Así lo aseguró su fundador al diario de El País, argumentando que los jóvenes necesitan ingresos flexibles que se adaptasen a sus circunstancias personales: “con los glovers no estamos generando lugares de trabajo fijos. Somos una solución para la gente que necesita un ingreso adicional”. De hecho, Óscar garantiza en su entrevista que la media de horas que hacen los repartidores es muy baja, entre dos y tres horas al día. El creador apunta que trabaja habitualmente como repartidor con la finalidad de estar en contacto con los glovers y que éstos sientan la cercanía y la buena comunicación por la que se define su empresa.

Óscar es crítico con la situación actual de los autónomos en el mercado español y asegura que ésta debe mejorar, dado que “cada vez habrá más gente que dirá que no quiere tener jefes, no querrá tener horarios y tendrá diferentes vías de ingresos: hará clases, trabajará como glover, pondrá su piso en Airbnb… Esta es la tendencia del futuro”. De este modo, los nuevos modelos de las plataformas de reparto de comida como Deliveroo, Glovo, Uber o Eats utilizan repartidores autónomos para hacer distribuir la comida. La Vanguardia sostiene que esta nueva gestión del trabajo permite ahorrar costes, ya que no necesitan contratar a nadie, atraen de este modo repartidores con el pretexto de la flexibilidad y la sencillez de la tecnología.

Pero sin duda, la base del éxito de Glovo, según Óscar, se encuentra en tener poco miedo al fracaso.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

div#stuning-header .dfd-stuning-header-bg-container {background-image: url(https://www.crearmas.com/wp-content/uploads/2019/05/glovo-leon-bien-19-02-19.jpg);background-color: #00577b;background-size: cover;background-position: center top;background-attachment: initial;background-repeat: no-repeat;}#stuning-header div.page-title-inner {min-height: 550px;}