La fototeca gastronómica

La fototeca gastronómica

Porque comemos con los ojos. Una imágen (ahora más que nunca) vale más que mil palabras. ¿Cuidas la elección de la materia prima, la elaboración y la presentación de tu trabajo? ¿Cuidas la imagen que transmites de ellos? La luz es tan importante como la sal.

Si hay algo elemental en la Gastronomía es la fotografía. ¿A que lo primero que piensas cuando se habla de recetas es en las imágenes de ese delicioso plato que te quieres comer? Una fotografía bien cuidada de los alimentos es fundamental a la hora de cautivar a ese lector y cliente que va a degustar los platos.

Las imágenes que nos llaman la atención son el resultado de un trabajo de expertos en fotografía gastronómica, una disciplina que en los últimos años ha avanzado junto a las costumbres culinarias.

Captar esa textura esponjosa de un pastel, un sándwich a la plancha, el crujiente de una tostada, o de unas huevas de trucha, de un embutido ibérico, de un batido de frambuesas, ese color vivo de una reducción de frambuesa cayendo sobre la mousse…Las palabras se quedan cortas.

El objetivo de las fotografías es el de proyectar la mejor y más apetecible imagen de los platos del restaurante para incentivar a la gente a que venga a probarlos. Lo que se busca es que os elijan a vosotros y no a vuestra competencia.

Las fotografías suponen un empujón muy importante para captar la atención de tus clientes, y por eso es necesario que a través de ellas mostréis vuestros puntos fuertes: fotos de vuestras especialidades, el ambiente del restaurante, vuestro equipo, etc. Las posibilidades a la hora de captar clientes con ellas son numerosas, sólo requieren un poco de tiempo y esfuerzo.

A continuación os dejo algunas recomendaciones para lograr buenas fotografías en tu restaurante:

  • Es mejor tener pocas fotos que no cargar ninguna.
  • Hay que cuidar la calidad de las imágenes, que tengan la resolución adecuada, tener limpio vuestro establecimiento.
  • Las fotos siempre de día y fijaros siempre en los rincones más bonitos de vuestro negocio.
  • La comida debe presentarse en un plato moderno e iluminado con luz natural.
  • Mostrad vuestras mercancías y contad alguna que otra historia de los productos.
  • Utilizad colores vivos y sobre todo cálidos que atraen mucho visualmente, eso sí, deben ser lo más fieles y reales posible.
  • Pensad en los formatos a usar. No es lo mismo un slider panorámico de una web que una foto para un póster vertical, que para una red social
  • ¡Que pasen cosas! Una pizza saliendo del horno, el humo de la carne en la parrilla son buenos ejemplos.
  • Tener un estilo personal propio. No copiar a otros competidores y tener mucha personalidad y creatividad.

Si conseguimos tener unas fotografías muy apetecibles quizá no sólo provoquen el querer disfrutar del plato, sino que también puedan ser compartidas en redes sociales como Facebook o Instagram y de esta manera podamos conseguir más seguidores y mejorar la exposición del restaurante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

div#stuning-header .dfd-stuning-header-bg-container {background-image: url(https://www.crearmas.com/wp-content/uploads/2018/10/fototeca.jpg);background-color: #00577b;background-size: cover;background-position: center center;background-attachment: scroll;background-repeat: no-repeat;}#stuning-header div.page-title-inner {min-height: 550px;}