La gastronomía te ayuda a ser feliz

La gastronomía te ayuda a ser feliz

La felicidad es un sentimiento que todo el mundo quiere experimentar en su día a día, a todas horas y durante toda la vida. ¿Por qué? Pues porque cuando nos sentimos felices no nos hace falta nada más. Nos hace ser mejores personas porque nos saca lo mejor de nosotros mismos. Lo cierto es que lamentablemente no siempre se consigue este estado de ánimo porque en nuestro día a día tenemos experiencias que no siempre son agradables, pero aún así siempre hay que intentar poner toda nuestra actitud para intentar alcanzar la felicidad. Por suerte hay muchas cosas que nos aportan felicidad a nuestra vida y en ocasiones pueden ser pequeñas cosas como por ejemplo, el olor del café cuando uno se despierta relajado y descansado, la risa de un hijo/a, la satisfacción de haber logrado algo que te propusiste, el cariño de tu mascota, recibir halagos, llorar de la risa, una buena siesta, una caricia de la persona que amas, vencer un miedo, una buena canción, etc. Como vemos hay muchas cosas que nos hacen ser felices y a veces son cosas tan pequeñas o tan rutinarias que no les damos la importancia que se merecen. A Crearmas, una de esas pequeñas y a la vez grandes cosas que nos ayuda a ser felices es la gastronomía. ¿Y a ti?

Cuando hablamos de gastronomía, nos referimos a la buena mesa, es decir, al comer y beber bien o dicho en otras palabras al arte y técnica de preparar los alimentos para que sean más nutritivos, más agradables de comer, así como más atractivos y deseables. La gastronomía ejerce un gran escenario de felicidad a todos aquellos que la disfrutan. Y es que la gastronomía nos hace ser felices por muchos aspectos. El primer lugar, nos hace ser felices porque da placer. Cuando comemos algo intervienen tres de nuestros sentidos, la vista, el olfato y el gusto. Cuando todos ellos hacen una valoración positiva y diría más, excelente, experimentamos una sensación difícil de explicar pero que nos hace disfrutar al 100% y nos pone automáticamente de muy buen humor. Eso es porque la gastronomía nos da placer. Y sino que se lo pregunten a los romanos. En la Antigua Roma, donde imperaba el culto al exceso entre la clase alta como muestra de estatus social y económico ya existía la convicción de que la gastronomía proporcionaba placer. En aquel entonces, las cenas eran tan abundantes que había quien se inducía el vómito con una pluma de avestruz o de pavo real para poder seguir comiendo. Fue así como surgieron los llamados “Vomitorium”, lugares destinados a que los romanos vomitaran la comida ingerida. De este modo podían seguir con el placer de comer. Nosotros no llegaremos tan lejos, tan sólo nos esperaremos a la próxima comida.

Como vemos la gastronomía nos hace ser felices por muchos aspectos, nos da placer, nos aporta muchas experiencias agradables alrededor de una mesa y nos aporta sobretodo felicidad si la cuidamos y hacemos que sea lo más saludable posible. La gastronomía nos ayuda a ser felices, de eso no tenemos ninguna duda aunque sí que es cierto que la felicidad es algo distinto para cada persona, pero sea como sea, todos coincidimos en que nos gusta que forme parte de nosotros, pues nos encanta ser felices. ¡Disfrutemos de cada pequeño momento de felicidad gastronómica!Por otro lado, la gastronomía puede ofrecer muchas experiencias que nos aportan felicidad como por ejemplo, conocer gente, conocer productos, compartir momentos con la familia y también educar a los pequeños de la familia a saber estar alrededor de una mesa y disfrutar de la comida. Esos momentos para nosotros son mágicos y los disfrutamos a más no poder, siempre y cuando impere la gastronomía saludable, es decir aquella que tenga en cuenta una dieta equilibrada y utilice buena materia prima. Este punto es muy importante pues cuanto más saludable sea nuestra dieta más felices seremos, pues lo que comemos es muy importante y afecta a nuestro organismo y también a nuestra forma de ser y por lo tanto también a nuestra felicidad. Parece mentira pero proveer al cuerpo de una nutrición adecuada cambia nuestra perspectiva de vida. Comer alimentos sanos nos proporciona la energía necesaria para pasar el día sin sentirnos débiles o cansados. Cuando nos alimentamos bien nos sentimos sanos, mental, emocional, física y espiritualmente, ingredientes básicos para lograr la felicidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

div#stuning-header .dfd-stuning-header-bg-container {background-image: url(https://www.crearmas.com/wp-content/uploads/2014/07/descarga-9.jpg);background-color: #00577b;background-size: cover;background-position: center center;background-attachment: scroll;background-repeat: no-repeat;}#stuning-header div.page-title-inner {min-height: 550px;}