Patatas bravas

Patatas bravas

Las patatas, han sido desde hace muchos años, uno de los alimentos más consumidos y a la vez admirados por su sabor y por sus múltiples usos. Entre una de sus muchas maneras de consumirlas se encuentran las patatas bravas. Un plato que nadie se ha podido resistir a probar y es que no deja indiferente a nadie y más si hablamos de unas patatas bravas de calidad porque son muchos quienes las ofrecen pero pocos los que realmente consiguen marcar la diferencia.

Las patatas bravas, en su forma más tradicional, son unas patatas cortadas en forma de dados irregulares de unos tres centímetros de tamaño aproximadamente. Están fritas en aceite y van acompañadas de una salsa de tomate picante, denominada salsa brava, de ahí el nombre del plato. La salsa brava se vierte sobre las patatas sirviéndose todo el conjunto caliente. Esta salsa tan común tiene varias interpretaciones y nos la podemos encontrar con tomate, con mayonesa con pimentón picante, con mayonesa y all i oli, con tomate frito con tabasco, con kétchup con guindilla, etc. Es un plato tradicional en la mayor parte de las regiones de España y suele tomarse como tapa o aperitivo acompañado de cerveza o vino. Es una de las tapas más baratas debido al bajo coste de sus ingredientes.

Como ya hemos dicho ésta es la forma más común en la que nos podemos encontrar las patatas bravas aunque hay restaurantes que deciden ofrecerlas con otro tipo de sala o con las patatas cortadas de otra manera. Para marcar la diferencia y hacer unas patatas bravas de calidad hay que tener en cuenta varios puntos. Como todos sabemos hay distintos tipos de patatas y no todas son óptimas para realizar unas buenas bravas. Las patatas óptimas son aquellas que son para freír, como la patata gallega. La salsa también es un punto clave en las patatas bravas y para ella hay que utilizar ingredientes de calidad.

Crearmas ha elaborado una lista de los restaurantes de Barcelona que ofrecen las mejores patatas bravas de la ciudad. Y hemos escogido Barcelona porque es en esta ciudad donde dominan las patatas bravas. En el primer puesto de nuestra lista se encuentra el famoso Bar Tomàs conocido por servir las patatas más bravas de la ciudad. Nosotros lo corroboramos siempre y cuando las sirvan recién hechas porque en ocasiones no es así. En el segundo puesto está Casa de Tapas Cañota con sus originales patatas gallegas hervidas en vez de fritas. En tercer lugar, el restaurante Tapaç 24 con sus exquisitas patatas bravas bien bañadas con su salsa. En el cuarto puesto se encuentra el Bar Mandri con sus patatas de corte clásico, crujientes por fuera y tiernas por dentro y en el quinto puesto de nuestra lista se encuentra La Taverna del Clínic, en las que podemos encontrar unas ricas bravas presentadas de una forma muy original, en forma de tubo y en las que la salsa se encuentra dentro de ellas. Estas últimas para degustarlas correctamente hay que comerlas enteras, de un tirón.

Las patatas bravas es la tapa reina en todas las barras y mesas de la ciudad. Y como no podía ser menos se merecía una digna mención en nuestro portal. Las bravas son perfectas para tomar a modo de aperitivo antes de comer o acompañadas de una cerveza al caer el sol, aunque cualquier lugar o momento es bueno porque las bravas triunfan allá donde van.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

div#stuning-header .dfd-stuning-header-bg-container {background-image: url(https://www.crearmas.com/wp-content/uploads/2018/11/patatas-bravas.jpg);background-color: #00577b;background-size: cover;background-position: center center;background-attachment: scroll;background-repeat: no-repeat;}#stuning-header div.page-title-inner {min-height: 550px;}