Recuperar las tradiciones. La tabla de embutidos

Recuperar las tradiciones. La tabla de embutidos

Las tradiciones, las podríamos definir como el conjunto de valores, costumbres y manifestaciones que se transmiten de generación en generación dentro de una comunidad para que se conserven y perduren. Las tradiciones, por lo tanto, es algo que se hereda ya que se consideran valiosas y forman parte de la identidad. Las tradiciones si están bien arraigadas no tienen porque extinguirse e incluso pueden consolidarse pero si por el contrario vemos que se están dejando de transmitir pueden llegar a desaparecer y con ello una parte de nuestro patrimonio cultural. Esto le está ocurriendo a la tradicional tabla de embutidos.

A lo mejor, a muchos de los lectores les sorprende, porque aún hay familias y restaurantes que la utilizan pero cada vez menos y por ello creemos que es el momento justo para preocuparnos y hacer algo al respecto. Tenemos que recuperar esta tradición, una tradición riquísima que lleva años y años existiendo y que así debe seguir. La tabla de embutidos siempre ha sido una buena opción tanto para comer en casa como en los bares o restaurantes. En casa también es una buena elección si queremos sorprender a unos invitados, tanto por las amplias opciones que nos ofrece como por su presentación y contenido. Además tiene la ventaja que no hace falta que pasemos horas en la cocina para presentar un plato de lo más completo. Su sencillez y rapidez a la hora de prepararla, convierten a la tabla de embutidos en el plato perfecto para sacar en cualquier celebración o evento informal que organicemos.

Por otro lado, está el tema del embutido ya que poco a poco, vamos cayendo en el error de comprar el embutido embasado al vacío y cortado a lonchas. Hoy en día ¿quién tiene en casa piezas de embutido enteras? Por desgracia pocos son los que responderían que sí, sobre todo cuando se trata de embutidos cocidos. El consumo de este tipo de embutidos está yendo a la baja. ¡Con lo bueno que está un buen bull, una butifarra blanca o una catalana! entre tantos otros. Tenemos que recuperar los sabores de antes y los productos que se están olvidando. Que se pierda la tabla de embutidos es debido también a que se está perdiendo la tradición de tener en casa piezas enteras de embutido, sobretodo, como ya hemos dicho, embutido cocido.

En conclusión, vemos que, por desgracia, la tabla de embutidos se está perdiendo y es algo que no debemos permitir. Por ello hemos decidido escribir este artículo para abrir los ojos a todas las personas que lo lean y para que vuelvan a apostar por nuestros embutidos y nuestras tradiciones ya que forman parte de todos nosotros y de la riqueza de nuestras costumbres.Desde Crearmas queremos dejar muy clara nuestra posición a favor de la tabla de embutidos y a favor de no perder nuestras tradiciones. Sin embargo, somos conscientes que los tiempos cambian y las tradiciones deben ser capaces de renovarse y actualizarse para mantener su valor y utilidad. Esto quiere decir que una tradición puede adquirir nuevas expresiones sin perder su esencia. Una tabla de embutidos puede presentarse de muchas maneras, y puede adaptarse a todos los bolsillos utilizando ingredientes de mas o menos calidad pero si queremos disfrutarla al 100% les recomendamos que la acompañen con unos complementos adecuados como un buen pan, un buen tomate de colgar y aceite de oliva virgen extra. No todos los tomates sirven para untar pan. El tomate para untar debe ser jugoso, maduro. No nos sirve un tomate que lo abras y no suelte jugo. Y para maridar la tabla de embutidos les recomendamos un buen vino tinto. Si siguen estas sencillas pautas les aseguramos una experiencia gastronómica perfecta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

div#stuning-header .dfd-stuning-header-bg-container {background-image: url(https://www.crearmas.com/wp-content/uploads/2013/08/carnes-espanolas.jpg);background-color: #00577b;background-size: cover;background-position: center center;background-attachment: scroll;background-repeat: no-repeat;}#stuning-header div.page-title-inner {min-height: 550px;}