Tener una visión global para tenerlo más fácil en el local.

Tener una visión global para tenerlo más fácil en el local.

Cada año, cientos de empresas se ven obligadas a cerrar sus puertas. Miles de proyectos de emprendedores se frustran. ¿Motivos? Muchos y muy variados. Pero algo que muchos de estos proyectos frustrados tienen en común, es la ausencia de una visión global. Los profundos cambios que se están produciendo en el sector retail, dejan a las microempresas minoristas en una posición cada vez más difícil.

¿Qué es visión global?

¿Pero, que es visión globlal? De forma genérica podemos entender que tener una visión global de las cosas es ante todo comprender una situación con una visión 360º y en 3 dimensiones. Tener una visión global es importante porque demuestra un nivel de madurez del profesional que la tiene, y asegura una toma de decisiones más certera.

Carecer de visión global es como caminar mirando hacia los pies, sin ver lo que se pone por delante Clic para tuitear

Carecer de visión global es como caminar mirando hacia los pies, sin ver lo que se pone por delante y quedando a expensas de lo que el destino le depare al negocio, en lugar de dirigirlo, La visión end to end significa ser capaz de hacer en cada momento lo que hay que hacer y de saber el impacto que tendrá cada acción en los procesos , tanto por acción como por omisión.

La visión global como ventaja competitiva

Por lo tanto, en la actualidad, una estrategia de relación global con el usuario o consumidor final se convierte en una ventaja competitiva para aquellos que le concedan la debida importancia. Para mejorar tus técnicas empresariales no necesitas saberlo todo, pero sí que hay algo sobre lo que se asienta el futuro de tu negocio y es tomar decisiones acertadas, lo que depende directamente de tu mentalidad empresarial.

Tienes que conocer el entorno en el que te mueves; los factores sociales, económicos, culturales, políticos, demográficos, etc., de la zona de influencia de tu negocio, para saber los aspectos que te afectan.

Además tienes que conocer a tu competencia y a tu no competencia, es decir, qué negocios tienes alrededor, que ofrecen, cómo trabajan, cuáles son competencia directa o indirecta, cuáles pueden ser complementarios o suponer un apoyo al tuyo. Cuanto más sepas de todo lo que sucede a tu alrededor (competidores, tendencias…), mayores serán las posibilidades de éxito.

Y, por supuesto, analizar tu empresa y conocer sus debilidades y fortalezas.

No es lo mismo darse a conocer, conseguir notoriedad, incentivar las ventas, fidelizar clientes o crear imagen de marca…

Por tanto, si no tienes claro lo que quieres conseguir con cada acción de comunicación, te resultará muy difícil elegir las herramientas, los canales y el mensaje adecuados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

div#stuning-header .dfd-stuning-header-bg-container {background-image: url(https://www.crearmas.com/wp-content/uploads/2017/10/tics.jpg);background-color: #00577b;background-size: cover;background-position: center center;background-attachment: scroll;background-repeat: no-repeat;}#stuning-header div.page-title-inner {min-height: 550px;}