Kétchup

Kétchup

Las salsas son un mundo de sabores y texturas que enriquecen nuestros platos. Hay de muchos tipos y para todos los gustos pero hoy vamos a hablar de la más popular de todas, el kétchup. ¿Podríamos decir que es la salsa que pega con todo?

Si de niños y jóvenes se trata, te dirían que efectivamente es la salsa que pega con todo, es el aliño favorito para ellos y tratan de añadírselo a todos sus platos. Por lo que respecta a los adultos, el kétchup es una salsa que gusta a casi todo el mundo aunque la reservamos a determinadas comidas o alimentos, como por ejemplo, a las patatas fritas, a los perritos calientes, a las hamburguesas y poca cosa más. Siempre tenemos una botella de kétchup en la nevera, lo consideramos casi una salsa esencial en nuestra dieta.

El kétchup está compuesto en su gran mayoría por tomate seguido de vinagre de alcohol, sal y azúcar, además de diversas especies. En España, la salsa de tomate frito ha sido desde siempre el equivalente al kétchup, aunque entre ellas hay ciertas diferencias. El kétchup no contiene aceite a diferencia de la salsa de tomate. El kétchup contiene más aditivos que la salsa de tomate y por lo que respecta al azúcar el kétchup está entre el 3% y el 10% mientras que la salsa de tomate es muy inferior. Y para finalizar el kétchup tiene más sal y un aporte de calorías de un 25% mayor que la salsa de tomate.

De la salsa de tomates nació el ketsiap en la versión china, una salsa picante que acompañaba el pescado y la carne pero que no incluía el tomate en sus ingredientes. Los ingleses lo importaron del archipiélago malayo en el siglo XVIII. El kétchup moderno que todos conocemos fue ideado por el estadounidense Henry J. Heinz, quien en el año 1876 añadió el tomate en dicha salsa. Y en ese mismo año Heinz empezó a comercializarlo. En un principio se usaron tomates frescos para su elaboración, pero más tarde se usaron tomates en vinagre para una mejor conserva. La empresa se denominó Heinz & Noble y la creó con su socio L. Clarence Noble. La empresa fue extendiéndose por todo el mundo de tal forma que hoy en día está íntimamente asociada al producto. En 1990 Heinz introdujo en Estados Unidos el primer recipiente de kétchup de plástico reciclable, extendiéndose mundialmente.

El kétchup confiere a ciertos platos un agradable sabor y aunque es casi un sinónimo de comida rápida el kétchup es una salsa que podemos añadir a platos deliciosos, sencillos y muy sanos. Además podemos afirmar que el kétchup es una salsa que gusta mucho, tan sólo hay que mirar las neveras de todos los hogares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

div#stuning-header .dfd-stuning-header-bg-container {background-image: url(https://www.crearmas.com/wp-content/uploads/2018/11/image.jpg);background-color: #00577b;background-size: cover;background-position: center center;background-attachment: scroll;background-repeat: no-repeat;}#stuning-header div.page-title-inner {min-height: 550px;}